El Ciclón

IMG_20190117_104156

El pobre afortunado estaba echando un buen sueño frente al Ciclón, rincón de Catamarca y 9 de julio, hogar de San Lorenzo de Almagro, arrullado por el olor de los pollos y las costillas asándose, cuando un desalmado transeúnte, pensando probablemente en asuntos más bien banales, le pisó el rabo en un descuido. Despertado de sus agradables sueños de viejo perro de barrio, de perro proletario, cuasi revolucionario, cuidado por todos y por nadie, el perro del Ciclón comenzó a increpar con sus ladridos al infame agresor, marcando su territorio y clamando por un poco de justicia; o por una caricia, que Paula finalmente le dio.

Deja un comentario